Our Blog

10/07/2015 Opinion article of Sara Berbel “Leadership that transform from social action”

  • Quote
  • 0

Empowerment Hub director, Sara Berbel, also member of the Board of Governors of DDiPAS, has published an article in social.cat (online community of social action in Catalonia).

Link to article (in Catalan): http://www.social.cat/opinio/5337/lideratges-que-transformen-des-de-laccio-social

Text of the article in Spanish:

Está de moda hablar de los nuevos liderazgos: en el mundo político se escuchan cada día voces que valoran la capacidad de gobernar, de pactar, de impulsar una estrategia u otra en la “nueva política”; en el mundo empresarial los libros de “management” y las escuelas de negocios llenan páginas y horas explicando las habilidades necesarias para conducir eficazmente los equipos, para influenciar, para delegar; en los periódicos leemos con frecuencia que se habla del liderazgo transformacional … Todo ello, a pesar de que se mezclen conceptos diferentes, es liderazgo, y todo ello implica algún tipo de poder.

 

Pero cuando hablamos de ciudadanía el tema se complica porque ¿cómo valoramos el poder ciudadano? ¿Es lo mismo mandar que liderar? ¿Cómo catalogamos las iniciativas espontáneas de grupos y plataformas surgidos de la sociedad civil? ¿Los liderazgos compartidos o colectivos hacen la misma función que los individuales? Para dar explicación a algunos de estos fenómenos utilizamos el concepto “empoderamiento” o “apoderamiento” (del inglés “empowerment”). Tiene su origen en los años sesenta en el trabajo de educación popular de Paulo Freire en las luchas por la liberación de la opresión y se extendió posteriormente a los movimientos por los derechos civiles de EEUU. Uno de los que lo abrazó con más fuerza fue, precisamente, el movimiento feminista.

 

El empoderamiento ofrece una mirada radicalmente diferente a los liderazgos clásicos porque contempla la posibilidad de que los grupos considerados tradicionalmente “sin poder” creen un poder alternativo que reforme las relaciones sociales. Deja atrás la concepción tradicional del poder opresor (“poder sobre otros”) para pasar a considerar el poder como la capacidad de transformar, de realizar. Poder con otros, no en solitario, así como desarrollo del poder interior. Su importancia radica en que permite aprovechar al máximo las oportunidades que se presentan a los seres humanos, a pesar de las limitaciones estructurales o impuestas, y se convierte en un mecanismo para desarrollar la autoestima y superar las limitaciones para el cambio social. Este proceso puede darse en un grupo, en una organización o en una persona individual.

 

Y aquí es donde aparecen los nuevos liderazgos, que son precisamente los que desarrollan aquellas personas que con sus actitudes conducen y acompañan estos fenómenos de empoderamiento colectivo y personal. Se trata de liderazgos alejados de la concepción tradicional jerárquica, rígida, unipersonal y omnipotente. Mantienen la capacidad de generar ilusión y contagiar la pasión (el llamado “carisma”), pero se generan a menudo en compañía (liderazgos compartidos o en red) y estimulan procesos interiores de crecimiento intelectual o vital en las personas que los siguen. Por eso se llaman transformacionales, porque cambian las personas por dentro en aras de unos valores y unos ideales que comparten.

 

El tercer sector se está sumando con entusiasmo a este nuevo cambio social en la forma de liderar y también lo están haciendo muchas mujeres, que ven en este modelo la posibilidad de desarrollar formas más igualitarias y respetuosas con la vida que a menudo no encuentran a otros sistemas organizativos. Desde la red de Mujeres Directivas y Profesionales de la Acción Social (DDiPAS) apostamos por este modelo de equidad, basado en los valores que promueven los nuevos liderazgos transformacionales. Lo importante es que los nuevos líderes o lideresas no pierdan de vista los objetivos primigenios, aquellos para los que han sido elegidos y reconocidos como líderes, aquellos valores de justicia y equidad que los han hecho obtener una legitimidad más allá del poder establecido. Para ello se requiere un ejercicio de autoconciencia permanente y de contraste entre las actuaciones cotidianas y los ideales que las orientan.

 

La incorporación en la práctica diaria de estrategias de empoderamiento colectivo que permitan el trabajo común y aumenten las capacidades de los equipos y de las personas usuarias de los servicios, en el caso del tercer sector, suele ser una garantía para mantener en el tiempo la orientación ideológica sin traicionarla. Un reto complejo, pero imprescindible, en un futuro escenario de liderazgos transformacionales y ciudadanía auténticamente activa.

Tags: ,

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!